16/10/18

Our Daily Bread. Movilidad en Rumanía

Solaneros por el mundo
Durante siete días del pasado mes de octubre, nosotros, los alumnos de segundo de bachillerato, hemos podido descubrir todo lo mejor de Rumania gracias al proyecto Erasmus+ KA2
Este viaje comenzó el 16 de octubre con un trayecto en autobús hacia Madrid donde cogeríamos un avión que nos llevaría a Rumania, donde nos esperaban nuestras nuevas experiencias, las cuales iban a ser inigualables.
Después de llegar a Bucarest, capital de Rumania nos dirigimos al hotel Rin donde nos alojaríamos una noche antes de ir a Zorleni.

Al día siguiente, desayunamos y fuimos temprano a visitar la capital, la cual nos resultó preciosa. Tuvimos tiempo libre para comer donde quisiéramos, ya que por la tarde teníamos que regresar al hotel para coger el autobús junto con las alemanas y los italianos, con quienes comenzamos a hacer amistad, para llegar a Barlad. Finalmente, llegamos sobre las 23:00.

El 18 de octubre fue nuestro primer día en el instituto de Zorleni : Colegiul Tehnic “Marcel Guguianu”. Nuestra llegada comenzó con la entrega de un trocito de pan típico de Rumanía, una bienvenida admirable. Después, todos los participantes de cada país nos presentamos y explicamos nuestras exposiciones sobre las actividades llevadas a cabo durante este primer año de proyecto cuyo tópico es “Our daily Bread”. Más tarde, seguimos realizando actividades y nos explicaron las tradiciones y costumbres rumanas relacionadas con el pan.  Después, fuimos a Barlad, donde comimos y visitamos un museo. Ya habiendo terminado todas las actividades, los chicos de Rumanía nos llevaron al zoo, cenamos en un restaurante y por último volvimos a casa.


El día 19 de octubre nos levantamos como un día normal para ir al instituto de Zorleni. Estuvimos haciendo un pan típico de Rumanía, después de hacerlo nos subimos al autobús para ir a un antiguo monasterio situado cerca de la localidad de Zorleni. Al llegar al monasterio todos quedamos alucinados ante aquel paisaje tan bonito en las montañas. Vimos como vivían los monjes, las iglesias que tenían e incluso nos invitaron a un almuerzo típico rumano. Al llegar al instituto de nuevo nos prepararon una barbacoa. Fue una tarde genial en la que alumnos y profesores de todos los países bailamos y reímos un montón. El día se acababa y cada uno de nosotros volvimos con nuestras familias rumanas a  casa,


Al día siguiente tocaba hacer la parte más divertida del erasmus, íbamos a pasar el fin de semana en Lacul Izvorul Muntelui, un lago muy bonito de Rumanía. Cuando llegamos allí, nos dieron las llaves de las habitaciones y nos instalamos, pero esto no fue lo mejor del día, más tarde fuimos hacia un pequeño puerto donde montamos todos en un ferri para ver las preciosas vistas que tenía ese lugar. Después de estar allí todo el día llegaba la hora de la cena, fue un momento muy divertido porque hicimos concursos de bailes típicos de los países y concursos de karaoke. Además, los organizadores del erasmus se encargaron de hacer una hoguera para reunirnos todos juntos antes de irnos a dormir.  Fue uno de los días más bonitos y divertidos del proyecto, porque no sólo disfrutamos, sino que aprendimos también cosas típicas de otros países y pudimos disfrutar los unos de los otros.


Esta gran experiencia estaba llegando a su fin, y vuelta a Barlad, pudimos probar los deliciosos dulces típicos de Rumanía, Kürtöskalács; también, disfrutar de un bonito paseo en bote por un lago. Llegamos a casa tarde y nos fuimos a dormir enseguida, ya que el viaje había sido largo y debíamos levantarnos con fuerza para aprovechar al máximo el último día que nos quedaba allí.
El día menos esperado por nosotros había llegado, todo lo bueno tiene su fin. Comenzamos la mañana yendo al instituto, haciendo una serie de actividades que culminaron con unos obsequios, preparados por el instituto de Rumanía, para todos nosotros. Los profesores nos ofrecieron pasar el resto del día con nuestra familia, pero nosotros no queríamos separarnos en ningún momento, por tanto, fuimos a nuestras casas a comer y nos reunimos de nuevo, para pasar el día todos juntos. Finalmente, el día de nuestra despedida llegó, este fue un momento muy duro ya que habíamos entablado amistad con mucha gente y despedirse después de compartir tantas experiencias siempre es difícil.



Por último, llegamos a España, con mil anécdotas por contar, con amigos en distintos países del mundo, con paisajes preciosos que habíamos apreciado y sobre todo con una experiencia mágica que seguramente recordemos el resto de nuestras vidas

   
         ¡La felicidad solo es real
         cuando es compartida!

Trabajo realizado por:
Mª Ángeles Intillaque Gómez-Pimpollo - Manuel Delgado Merino - Ana Candelas Manzano - Gema Lopéz Villanueva-Valencia - David Herreros Sevilla - Julían García de Mateos -Laura Naranjo Lérida

4/5/18

MOVILIDAD K1 A DUBLÍN

Lo primero es lo primero, así que vaya por delante una disculpa por no haber publicado este artículo cuando hubo que hacerlo, hace ya algunos meses. Nuestra Isabel Pasarón se desplazó a Dublín para realizar un curso dentro de los programas K1 de Erasmus+ que promueve la Unión Europea, y esta que sigue es su crónica:



Talking to People in a snowy Dublin

La semana del 25 de febrero al 3 de marzo asistí al curso “Talkingto People: Inquiry-basedLearningMethodology”, un curso para profesores de toda Europa, dentro del marco del programa KA-1 Erasmus+. Como ya sabéis, dos de nuestros compañeros, Blas Villalta y Juan Nieto, a quienes me gustaría agradecer desde aquí su iniciativa y eficiencia, solicitaron un KA-1 para este curso, siendo concedidas la totalidad de las diez movilidades que se solicitaron. También aprovecho para agradecer a todos los compañeros que durante esos días hicieron guardias en mis clases. Sin la colaboración de todo el centro, no es posible realizar estos cursos de formación permanente del profesorado tan necesarios.

El curso tuvo lugar en Dublín, capital de la República de Irlanda y, aunque la semana no fue tan productiva como hubiera deseado debido al temporal de nieve, esta formación me ha servido para reforzar mi conocimiento sobre la cultura irlandesa y la metodología cooperativa.

Esta es la tercera vez que visitaba Irlanda, la anterior fue hace 16 años, por lo que todo se ve desde un punto de vista diferente, pero es cierto que la esencia de la ciudad es la misma, con ciertos cambios. Se trata de una ciudad tranquila, culta y donde se escucha música celta y se leen versos de grandes escritores en cada esquina. Dublín es una capital influenciada por los británicos (un ejemplo es que también conducen por el lado izquierdo) pero la tradición gaélica de lucha por mantener sus orígenes sigue viva, lo cual se puede ver claramente en los carteles y señales, escritos en inglés y en gaélico. El principal cambio que he observado es la multiculturalidad que no había hace tiempo ya que Irlanda ha sido tradicionalmente un país de emigrantes.

En el curso que hice la tradición celta estuvo viva a través del estudio de varios escritores irlandeses como W.B. Yeats, o SeamusHeany que, junto a Shaw y Wilde, son los cuatro premios Nobel de literatura del país, dato sorprendente si tenemos en cuenta que es un país pequeño. Pero también estudiamos otros escritores y su influencia como J. McGahern, EavanBoland o Paula Meehan, y algunos de sus poemas en concreto y su posible aplicación en clase. Cómo introducir un poema, cómo enseñar vocabulario, la importancia del contexto en el aprendizaje del alumno, y lo más importante desde mi punto de vista, aprender a fomentar el análisis y pensamiento crítico en nuestros alumnos.
 
Hemos estudiado aprendizaje cooperativo y aprendizaje a través de la búsqueda de respuestas a preguntas previamente planteadas. Para ello hemos practicado diferentes técnicas como los organizadores gráficos, esquemas KWL, etc, que, sin lugar a dudas, utilizaré en clase con mis alumnos.

Otros temas que el curso ha tocado son la música (tradicional y moderna), el cine, la gastronomía o las esculturas en la ciudad. Precisamente el proyecto final que hice junto a dos compañeros se basó en la opinión de algunos habitantes de Dublín sobre varias esculturas: TheSpire, Molly Malone y James Joyce, y cómo utilizaríamos ese material en nuestras clases.
 

Lamentablemente, debido a “thebeastfromtheeast” (así llamaron a la gran tormenta de nieve por la que se paralizó el país, les encanta hacer rimas), me quedé sin disfrutar de actividades como la danza irlandesa, la Biblioteca Nacional y otras salidas y trabajos de campo que sonaban muy bien. Pero, por ser positiva en mi experiencia,además de aprender nuevos aspectos sobre la metodología cooperativa y conocer escritores modernos muy interesantes, he aprendido que un “Irishstew” calentito (estofado de ternera con patatas, zanahorias…)con pan de soda sabe mucho mejor después de haber atravesado una tormenta de nieve en Temple Bar…


Isabel Pasarón



18/4/18

Despedida y cierre


Hallo!
Pues como ya sabemos, todo acaba, y lo bueno también. Hoy tenemos la jornada de evaluación y reflexión, acudiremos a algunas clases y saldremos hacia el aeropuerto para regresar a nuestros respectivos países.

Los profesores hemos tenido una reunión a primera hora de la mañana con el director del instituto, también hemos intercambiado regalos y felicitado  por el desarrollo de las actividades de la semana.

Hora de evaluar. En una gran hoja de papel todos hemos ido escribiendo nuestras impresiones sobre la semana, además hemos firmado banderas y tarjetas como recuerdo.

Mirando hacia atrás nos damos cuenta de la experiencia vivida, sobre todo los chicos, más teniendo en cuenta que es la primera vez que participan en una actividad de este tipo, todos los miedos e inseguridades que pudieran tener al principio, han quedado atrás.

El equipo de profesores al completo. Una vez más, felicidades a Johanna y Barbara por el trabajo realizado.

Tras la evaluación, podemos asistir a una clase de español, en la que lo primero que hacemos es presentarnos. La profesora nos dice que lo hagamos despacio para facilitar la comprensión de los alumnos alemanes.

También participan en los ejercicios propuestos por la profesora.

Es hora de terminar, grandes momentos vividos que llevamos en nuestras maletas de vuelta a casa.

Terminamos con grandes deseos de encontrarnos de nuevo.
DANKE, GRAZIE, MULTUMESC, GRACIAS.

17/4/18

Industrial bakery „Beck“ in Erlangen. Visita a una fábrica de pan, Beck, en Erlangen.

 Hola de nuevo. Seguimos en Alemania, aunque ya nos queda poco, solo un día.
Hoy realiyamos la última de las visitas programadas, a la factoría de Beck, una gran empresa que sirve diariamente a muchas tiendas en el norte de Baviera. Por la tarde iremos al instituto a terminar los trabajos que llevamos entre manos.

A la llegada a la fábrica lo primero que tenemos que hacer es ponernos ropa de protección, no tanto para protegernos nosotros como para que no seamos nosotros los que podamos portar alguna contaminación exterior al interior de la fábrica. Con las batas y gorros puestos estamos todos muy guapos.
 
Debido a la política de la empresa no se pueden hacer fotos en el interior de la fábrica, así que solo podemos ofreceros instantáneas del exterior, que pudimos tomar cuando cambiábamos de edificio. Coincidimos en la visita con un grupo de panaderos griegos, que hicieron la visita a nuestro lado. En la imagen podemos ver los camiones preparados para servir todos los productos a las tiendas como la que podemos encontrar cerca del instituto y que conocemos bien, pues hemos comido alguna vez allí.

En la visita vamos pasando por numerosos edificios y áreas, clasificación de harinas, zona de levaduras, amasado, hornos, máquinas de conformado, coberturas, rellenos, grandes freidoras para los pasteles fritos, zona de acabado de pastelería, zona de control de calidad, logística... Todo es expliado al detalle y las numerosas preguntas y dudas resultas puntualmente.
 
El equipo de "doctores" hispánicos a la salida de la factoría.
 
Tras una pausa para la comida, pasamos a un aula de ordenadores, donde recopilaremos la información obtenida para presentarla adecuadamente.

Después de terminar el trabajo, decidimos salir el equipo español al completo a dar una vuelta por Wendelstein, y comprar algunas cosas. Estamos muuuuuy cansados, y todos tenemos la sensación contante de que el tiempo no pasa, es como si lleváramos dos horas de retraso. Es decir, cuando todos nosotros pensamos que deben se alrededor de, digamos las 5 de la tarde, en realidad son las 3.

A la salida del supermercado, ya mejor de ánimos.

La primavera aquí ya ha comenzado, y de una manera espectacular.

En el hotel, nuestros alumnos conocen al santo que vela en la puerta de la habitación de Chelo, adivinad cuál es.

En la plaza principal de Wendelstein el grupo completo.

A la hora convenida vamos al instituto, y el fuego donde cocinaremos se enciende en el centro del círculo. El sol alarga nuestras sombras, ya cerca de su puesta.

Han sido unos días estupendos, hemos trabajado y creado lazos entre nosotros. Podemos sentirnos orgullosos.

Aprovechamos para hacer fotografías con todos los compañeros.

Y no olvidamos nuestro proyecto, Our Dailymotion Bread. En el fuego, vamos calentando tiras de masa liada alrededor de un palo de madera, para que se vaya haciendo poco a poco.

Poco a poco cae la tarde, igual que acaba nuestro encuentro en Wendelstein.

Mañana será el último día, haremos reflexiones y evaluaciones sobre el encuentro y sobre el proyecto, pondremos fecha definitiva a los próximos encuentros y nos despediremos para volver a la casa de cada uno tiene en su país de origen, porque esta semana, nuestra casa ha sido Wendelstein.

Con tristeza por la separación, pero muy contento con la experiencia vivida, ya me despido hasta mañana.

16/4/18

Besuch der Liegel Mühle. (Visita al molino Liegel)

Hola.
Seguimos trabajando. Siguiendo el programa propuesto por vuestras socias alemanas, hoy visitaremos un molino local donde nos explicarán cómo proceden para elaborar la harina. Por la tarde continuaremos trabajando para poner negro sobre blanco toda la información recogida a lo largo de estos días.

Harinera local en Schwabach. Procedente de una tradición de cientos de años atrás, es una de las alrededor de 500 que quedan en todo el país; su número va decreciendo en la misma medida que la capacidad de producción de las plantas va aumentado, así las harineras son más grandes lo que hace cada vez más difícil ser competitivas a las pequeñas como ésta.

El grupo a la puerta de la harinera, tras la introducción sobre lo que íbamos justo antes de entrar en la fábrica.

En el piso inferior se sitúan los molinos, potentes motores eléctricos se encargan de mover los grandes rodillos que muelen el grano, previamente limpiado, procedente de los 8 enormes silos en el interior del edificio.

Parte inferior de los silos desde donde el grano cae a los molinos.

El propietario de la harinera, Georg Liegel, nos muestra con orgullo las instalaciones y nos explica todo pormenorizadamente. En cada piso podemos ver las paredes de los silos y los sacos de harina almacenados para su venta.

Aparte de los silos se pueden ver sitios donde almacenar grano dependiendo de la calidad de éstos. Se trata de conseguir siempre las mismas características para cada calidad de harina, por lo que el harinero tiene que tener en cuenta el grano de que procede cada harina y hacer las mezclas adecuadas para homogeneizar el producto final.

Tubos elevadores sin fín se encargan de elevar el grano a los pisos superiores.

Al terminar la visita nos ofrecen incluso una bolsa con harina que nosotros mismos pesamosy embolsamos.

El grupo completo a la salida de la harinera.

Tras un descanso para comer, volvemos a la escuela ara trabajar con el material recopilado a lo largo de estos días.

Cuando terminamos podemos disfrutar de tiempo libre hasta la cena. Hasta mañana.

15/4/18

ReNurenberg y horneados

Hallo.
Hoy hemos tenido un día más relajado, pero no por eso menos interesante, ya veréis. La mañana ha sido libre para los profes, mientras que los alumnos prepararía todo para la comida que tendríamos en el instituto.

Ya temprano, algunos de los alumnos estaban preparando el horno en el que comeríamos la comida de hoy.

Nosotros los profes, con la mañana libre, decidimos ir a Nuremberg de nuevo, a dar otra vuelta y comprar algún recuerdo. El paisaje de el autobús.

Lo primero que visitamos es el Docu Zentrum, exposición que muestra cómo se formó el partido Nacional Socialista y cómo llego al poder y todo lo que vino después. Nuremberg se erigió como el centro de la propaganda del partido nazi y fue la ciudad elegida para levantar una serie de enormes edificios encargados de dar sentido a todo lo que promulgaba el partido nazi. En la imagen lo que fue proyectado como Congreso del partido, destinado a ser la principal tribuna desde la que el Führer regiría el destino de una nueva Alemania pura y grande. Al comienzo de la guerra, las obras se a paralizaron pero se siguió trabajando en el diseño por parte del arquitecto Albert Speer como jefe del equipo encargado de tan titánica tarea.

El libro "Mein kamp", mi lucha, escrito por Adolfo Hitler en alta previos a la guerra, está plasmado gran parte del ideario que se utilizará para la formación del partido que devolvería a Alemania al lugar donde debiera estar. El complejo impresiona con solo mostrar lo poco que queda de lo que se quedo a medio construir, megalomanía extrema para reforzar la propaganda y convencer al pueblo de que siguiendo al Führer se establecería el reino de los mil años.

Tras esa interesante visita, nos desplazamos a Nuremberg de nuevo para completar la mañana. Cervecerías en patios interiores.

Jugueterías con juguetes de madera y poco más, pues se acerca la hora de comer y debemos ir al punto donde Bárbara nos recogerá para ir al instituto.

El horno está lista, de hecho cuando llegamos las primeras pizzas están saliendo del horno. El tiempo acompaña y podemos disfrutar de muy agradables momentos todos juntos.

El aula de artes se transforma en una improvisada cocina donde los alumnos preparan las recetas.

Se proponen algunos juegos y se pasa muy bien, incluso participan algunos profesores.

Estos momentos hacen que los lazos ya establecidos se estrechen aún más.

Es una tarde muy relajada y divertida.

La última parte, se dedica a escuchar distintas canciones de los distintos países e incluso a realizar algunos bailes.

Al terminar cada alumno se ha ido con su familia y han ido quedando para hacer distintas cosas que ya sean contadas mañana.
En resumidas cuentas, he sido un día genial.