30/6/19

EL IES CLARA CAMPOAMOR EN LAS VI JORNADAS DE FORMACIÓN INICIAL DE PROYECTOS EUROPEOS DE ERASMUS+ (KA1) CELEBRADAS EN MURCIA


El IES Clara Campoamor ha asistido al VI Encuentro nacional de proyectos de Acción Clave 1 (KA1): Movilidad para el aprendizaje del Personal de Educación Escolar (KA101) y de Educación de Personas Adultas (KA104), celebrado en el Teatro Romea de Murcia los días 24 y 25 de junio.

La asistencia a estas jornadas de formación inicial era fundamental, ya que nuestro proyecto INTERNACIONALIZACIÓN, INNOVACIÓN, INCLUSIÓN de movilidad de profesorado presentado en la convocatoria 2019 ha sido seleccionado para su subvención y, por ello, estamos de enhorabuena. 
El objetivo de estas jornadas no era otro que el de dar a conocer todos los aspectos relevantes para la gestión adecuada del proyecto a través de las diferentes herramientas informáticas de la Comisión Europea, compartir un correcto enfoque de internacionalización de nuestro centro y ser un espacio de encuentro con todos los beneficiarios del programa en nuestro país, con la Agencia Nacional y con los representantes de las Comunidades Autónomas. Además, estas jornadas han servido de foro de discusión y de contacto a nivel nacional sobre los logros y dificultades en el desarrollo de los proyectos, resolviendo las dudas que coordinadores y representantes legales llevábamos como punto de partida.
Como es habitual, las jornadas organizadas por el Sepie han tenido un sentido práctico y han resultado muy útiles para afrontar el desarrollo del proyecto.



EL IES CLARA CAMPOAMOR, CENTRO KA1 DE ERASMUS+



El proyecto “INTERNACIONALIZACIÓN, INNOVACIÓN, INCLUSIÓN” ha sido una de las seis solicitudes seleccionadas en la provincia de Ciudad Real en la Convocatoria 2019 de Erasmus+ de Movilidad Escolar. Esto significa que nuestro centro, con una larga trayectoria en la participación en proyectos europeos, se va a seguir abriendo a Europa formando a nuestros docentes a través de la realización de cursos de innovación e inclusión en el extranjero, además de la realización de periodos de observación en otros centros escolares europeos.
Erasmus+ es el programa de la UE en los ámbitos de la educación, la formación, la juventud y el deporte para el periodo 2014-2020. El trabajo en los ámbitos de la educación, la formación, la juventud y el deporte puede ser una ayuda importante para abordar los cambios socioeconómicos, los principales desafíos a los que se enfrentará Europa hasta el final de la presente década, y para respaldar la aplicación de la Estrategia Europa 2020 destinada al crecimiento, el empleo y la equidad e inclusión sociales.
A través de este proyecto de un año de duración, que se encuadra en la Acción Clave 1 de Erasmus+, nuestro centro, el IES Clara Campoamor, pretende responder mejor a los retos que plantea la educación de hoy, haciendo crecer a  nuestros docentes para que su formación revierta directamente en nuestro alumnado, en primera instancia, y en toda la comunidad educativa, en general.
De ahí que la razón principal por la que emprendemos este proyecto no sea otra que conseguir los siguientes objetivos generales:
-          Implantar la innovación educativa en nuestras aulas
-          Atender a la diversidad dentro de un modelo inclusivo
- Despertar el gusto, interés y curiosidad por la enseñanza y aprendizaje de lenguas extranjeras de valor global.

- La movilidad e intercambio de alumnos, profesores y miembros de nuestra comunidad educativa con sus homónimos europeos e internacionales.
- La participación y extensión, en los aspectos anteriores, de todos los miembros de la comunidad educativa y local.
- Aprender buenas prácticas en un contexto europeo mediante la movilidad de nuestro profesorado a otros centros educativos.

Así, este proyecto europeo se configura como una herramienta más para alcanzar la internacionalización de un centro insertado en un entorno de gran dispersión geográfica como es el nuestro: el IES Clara Campoamor.

Lucía

18/6/19

Antes de que sea pan. Pósitos y Silos


Durante estos tres cursos estamos desarrollando en el Instituto un proyecto Erasmus K-2 denominado “Our daily bread” (“Nuestro pan de cada día”) junto a otros centros de Alemania, Rumanía e Italia. En el reciente encuentro celebrado en La Solana visitamos el pósito de San Carlos del Valle y vimos la actuación llevada a cabo en los silos (que no los hilos, como se suele decir) de nuestra localidad. Con este motivo desarrollamos seguidamente un poco de historia de estas construcciones.


El pósito de San Carlos del Valle


Los pósitos eran instituciones municipales destinadas a almacenar cereales para su préstamo a los campesinos en época de escasez. Por ello se denomina así a los depósitos o almacenes donde se guardaba el grano.
Aunque su origen data del siglo XVI será en el XVIII cuando se generalicen y alcancen importancia centralizándose su administración mediante la creación de la Superintendencia de Pósitos en 1751, en plena época del Despotismo Ilustrado y de la doctrina económica denominada fisiocracia, que defendía el valor de los recursos naturales como fuente de riqueza, y que propició la necesidad de reformar la agricultura medieval.

Su decadencia se inició con la crisis del Antiguo Régimen a finales del siglo XVIII y, especialmente, con la traumática Guerra de la Independencia. A lo largo del siglo XIX fueron languideciendo conforme se expandía el liberalismo económico y surgieron otras formas de crédito agrícola, básicamente promovidas por la iniciativa privada.

En los pueblos de nuestros alrededores se han mantenido algunos en buenas condiciones, como ocurre en los casos de Argamasilla de Alba o Campo de Criptana.

El caso de San Carlos del Valle es especial pues está relacionado con la fundación real de este municipio. En efecto, la creación de las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena favoreció el poblamiento y urbanización de este núcleo en torno a la antigua ermita de Santa Elena. La presencia de nuevos pobladores a los que se incentivó con el reparto de tierras promovió el control por parte de la Corona de la economía municipal. Como nueva población, que se pretendía modélica, se la dotó con un pósito anejo a la iglesia, que si bien ha sido modificado a lo largo del tiempo y usado con distintas funciones (hoy es la sede de la oficina de turismo) mantiene casi íntegra su estructura original.

Los Silos de La Solana

Los silos del Servicio Nacional de Agricultura emergen del conjunto urbano y definen un perfil singular, una imagen que se repite en numerosos lugares de nuestro país. Si en la Edad Media fueron las torres de las iglesias, en los años posteriores a la Guerra Civil las grandes construcciones para el almacenamiento del trigo han definido el perfil urbano en muchos lugares. En el caso de La Solana su “sky line” está claramente definido por ambos elementos, torre y silos.


En 1937, en plena Guerra Civil, se creó el Servicio Nacional del Trigo (SNT), cuya visión era comprar la cosecha de trigo a los agricultores y asegurar así el abastecimiento de la población. Durante la posguerra, la política autárquica de fuerte intervencionismo estatal y la precariedad de los “años del hambre” provocó la construcción de la Red Nacional de Silos y Graneros, una enorme infraestructura estatal diseñada por ingenieros agrónomos asesorados por un arquitecto para las cuestiones estéticas. Su función era recoger el trigo en las zonas productoras y redistribuirlo según las necesidades. Esta Red Nacional llegó a estar formada por 672 silos y 277 graneros distribuidos estratégicamente por las principales regiones cerealistas y asociadas a nudos de comunicación como ferrocarriles, carreteras y puertos.

Mientras el sector del trigo y otros cereales funcionó en régimen de monopolio estatal, los sucesivos organismos estatales agrarios se dedicaron a comprar, almacenar y vender cereales, por lo que todos los silos de la Red fueron muy utilizados. Con la incorporación de España a la Comunidad Económica Europea en 1986, la intervención en los mercados pasa a depender totalmente de la legislación comunitaria y comenzó su decadencia.

En el caso de nuestra localidad, pertenece a una segunda etapa de construcción a partir de finales de los años  cincuenta, con una tipología en serie y de aspecto más sobrio. Todos ellos constan de una torre elevadora, galería superior, celdas de almacenamiento, marquesina y nave anexa, realizados en hormigón y pintado con sus característicos tonos ocres.

Una vez transferidas las competencias desde el Gobierno central a las Comunidades Autónomas, pasaron a ser gestionados por la Consejería de Agricultura que, a su vez, los cedió a los Ayuntamientos, encontrándose la mayor parte de ellos en situación de abandono y progresivo deterioro.

Sin embargo, son elementos de arquitectura industrial vinculados a nuestra historia reciente, concebidos como obras de ingeniería de interés singular y definidores del paisaje urbano. Estas “catedrales del campo” están siendo motivo de un proyecto de arte mural denominado “Titanes”, llevado a cabo por la Diputación Provincial de Ciudad Real en cinco municipios, entre los que se encuentra el nuestro. El resultado estético es ya otra cuestión.




11/4/19

Movilidad en España. Talleres, gymcana y preparación de la siguiente movilidad.

Empezamos la mañana con la asistencia de algunos alumnos a las clases que tenían sus compañeros de acogida, otros ayudaron a preparar la gymkana que tendría lugar a las 10 de la mañana.










Al mismo tiempo, los profesores se reunieron para hacer la evaluación, donde se valora las actividades realizadas tanto por los alumnos como por los profesores y preparar la próxima reunión que tendrá lugar en Bitonto, Italia, del 7 al 11 de octubre de 2019, que se centrará en la comercialización, turismo gastronómico y los tipos de productos elaborados con harina.

Después se realizaron dos talleres uno de bailes donde dos alumnos del centro les enseñaron bailes típicos de la época de la recolección del grano (siega y trille que requerían mucha mano de obra durante los meses del verano y donde a pesar del duro trabajo se sacaba tiempo para bailes y cantos que han quedado en forma de folclore con mucho seguimiento en nuestras localidades). Se enseñó a los participantes la seguidilla, baile típico de la localidad, y una sevillana procedente de la región andaluza. El otro taller fue de manualidades donde los alumnos fabricaron un marco con las banderas de los países participantes, España. Italia, Rumanía y Alemania, junto con la bandera europea. Los participantes terminaron muy satisfechos en la realización de estos dos talleres, por ellos hubiésemos estado mucho más tiempo del que estaba previsto, vaya que fue un éxito¡¡¡¡

La Gymcana incluía preguntas y pruebas que intentaban recoger lo aprendido en los días de la movilidad y terminar aprendiendo los himnos de cada uno de los países para hacer una comunidad diversa pero unida.

A continuación, tuvimos la ceremonia de clausura que consistió en la entrega de certificados a cada uno de los participantes y además a los profesores se les obsequió con azafrán. Los representantes de cada país nos dieron la enhorabuena y las gracias con un pequeño discurso.

Seguimos con la degustación de una rica comida preparada por los padres de los alumnos implicados, así pudieron probar pisto, paella, empanada, chorizos, morcillas, etc y una gran variedad de dulces típicos de la localidad acompañado todo de unas refrescantes bebidas. Como toda comida manchega que se precie se incluyeron cereales como el arroz (cereal de otra región española pero de obligada oferta a nuestros visitantes en forma de paella), y derivados como panes y dulces. No faltaron el cordero y el cerdo que tienen la base de su alimentación en el cereal manchego.

Para terminar, un grupo de baile del pueblo nos animaron con una gran actuación, bailando sevillanas, flamenco, seguidillas, etc.

De esta forma disfrutamos del día y lo pasamos muy bien. 

10/4/19

Movilidad en España. Día de actividades al aire libre en un Parque Natural

Para los pueblos de nuestra comarca el milagro de este Parque Natural de Ruidera ha marcado la diferencia entre unas tierras áridas y extremas como las manchegas y unos regadíos cerealísticos y de otros cultivos que no se podrían imaginar sin el agua de Ruidera que se represa en el embalse del Castillo de Peñarroya y que convierte a tierras pobres en tierras de alto valor con su Plan de Regadío.

En su día, los saltos de agua entre las lagunas sirvieron para establecer molinos fluviales tanto para cereales como para la elaboración de pólvora de la Corona Española.
Hoy su atractivo es turístico y de actividades al aire libre.
Durante la visita guiada que realizamos en el Treking se nos informó de una curiosidad interesante. Parece que existe una roca de enormes dimensiones en el fondo de la Laguna Batana. Actualmente se ha acotado la zona para que los investigadores puedan realizar sus comprobaciones.

Muy importante esta actividad que sirvió para unir a los participantes y para poder estar en contacto con otra parte importante de la historia de la transformación de cereal. En tiempos de nuestros abuelos todavía se iba a los molinos de Ruidera a moler trigo y piensos para los animales de trabajo, fundamentalmente las mulas.










9/4/19

Movilidad en España. Visita a Toledo.

Hola de nuevo. Hoy como estaba previsto nos hemos desplazado a Toledo, ciudad imperial y a Consuegra, población manchega, según teníamos previsto en nuestro programa, vamos a contar cómo ha ido el día.

Empezamos a contar en el mismo Toledo, donde nos hemos encontrado con una sorpresa, Alejandro se ha unido a nosotros, nos ha esperado con un pan que ha traído para compartir entre todos, hechas las presentaciones y pasada la sorpresa iniciamos la visita.

Lo primero que hacemos es una visita panorámica con el autobús, desde el que podemos observar la situación privilegiada que tiene la ciudad, rodeada en tres cuartos de su perímetro por el río Tajo, que le confiere una situación estratégica y defensiva muy ventajosa.  A pesar de que las vistas son muy bonitas, siempre se pueden mejorar, y si no os lo creéis aquí se demuestra.

Desde este punto de vista hace cientos de años El Greco pintó a la ciudad que lo acogió. Si bien ahora la ciudad es más grande y más moderna, el centro histórico apenas ha cambiado su "skyline".

El grupo al completo en el mirador. Es un placer compartir estos momentos.

Una vez terminada la panorámica nos disponemos a subir a la ciudad. Desde la parte baja, accedemos a las escaleras mecánicas, que nos facilitarán salvar el gran desnivel entre la parte baja y el centro histórico.

Ya en las primeras calles, estrechas y empedradas podemos ver vestigios de la riqueza cultural de la ciudad, fruto de la convivencia en relativa armonía entre tres culturas bien diferentes, la musulmana, la judía y la cristiana a lo largo de la historia de la ciudad.

San Román, iglesia que actualmente es sede del museo visigodo y según el guía, la gran desconocida de Toledo. El modo de construir los muros de los edificios es característico de la ciudad y recibe el nombre de aparejo toledano, consiste en alternar hiladas de ladrillo con paños más o menos grandes de piedra, la torre muestra inequívocamente influencia mudéjar.

El arco de herradura, tan relacionado con el arte musulmán, en realidad fue adoptado por los andalusíes de los visigodos, que lo utilizaban con anterioridad.

El interior del ahora museo es impresionante, con el artesonado mudéjar, los arcos de herradura, las paredes decoradas con frescos de la más variada temática; podemos encontrar motivos cristianos, caracteres árabes cantando las alabanzas de Alá o frescos de Salomón y David directamente relacionados con las creencias judías, la cabecera del templo está realizada al estilo renacentista español, plateresco; toda esta mezcla, lejos de resultar discordante, da una complejidad en armonía que habla de respeto y tolerancia.

Los alumnos y profesores atendiendo a las interesantes explicaciones del guía.

La Catedral Primada de Toledo, impresionante edificio, gótico español, en el que prima la anchura frente a la altura de otras catedrales europeas.

En este momento salió el sol, cosa que agradecimos, puesto que incluso llegó a llover, aunque no demasiado y el día era algo frío.

El altar mayor de la Catedral, es sobrecogedor. En una época en la que muy poca gente sabía leer y escribir y el acceso a los libros era difícil para la mayor parte de la población, las enseñanzas religiosas y de los textos sagrados se hacía mediante la representación de los pasajes bíblicos en esculturas y pinturas que adornaban las iglesias, así, en este altar mayor, aparte de las imágenes de advocación del templo se pueden observar multitud de pasajes de la Biblia.

Desde los pies del templo se puede ver la grandiosidad del recinto, construido sobre el solar donde se situaría la mezquita aljama de los musulmanes y anteriormente el templo cristiano visigodo. Curiosamente, es en esta catedral el único templo en España donde se sigue celebrando la misa según el rito visigodo, muy anterior al católico romano que se viene realizando en la actualidad.

 Tras el tiempo libre para comer y realizar algunas compras o pasear nos juntamos en la Plaza de Zocodover para volver la autobús.

Y llegamos a Consuegra, desde cuyos oteros, donde se sitúan los famosos molinos de viento, podemos ver el paisaje manchego en toda su plenitud y planitud. La fortaleza de origen musulmán destaca sólida en el cerro.

 Pero sin lugar a dudas, los reyes están fuera del castillo, son los molinos, gigantes en la inmortal obra de Cervantes, y motivo de que hayamos hecho aquí una parada, obligada si pensamos en el motivo de nuestro proyecto "Nuestro pan de cada día", "Unserer täglisches Brot".

Una prolongada sequía, que dejó los molinos hidráulicos sin posibilidad de funcionamiento, fue la causa de que estas instalaciones aparecieran en el paisaje manchego, seña de identidad de esta tierra sencilla.

Línea de horizonte completamente horizontal, la vista se pierde a lo lejos, casi sin ningún sitio donde fijarse, corriendo libre como el viento, esa fuerza que a lo largo de mucho tiempo ha movido las aspas de estos molinos, moliendo así el grano para cocer el pan que alimentó a tanta gente.

Valgan estas pocas palabras para rendir homenaje a nuestros abuelos y a los abuelos de nuestros abuelos, que nos han enseñado cómo hacer el pan, que nos ha alimentado a lo largo de la historia y ahora, nos ha permitido unirnos en un proyecto común, que nos está enseñando lo parecidos que somos a pesar de nuestras diferencias.

Ha sido un gran día, y aún queda semana. Hasta pronto.

8/4/19

Movilidad en España. Recepción Alcalde y visita a La Solana

Por la tarde continuamos con las actividades programadas para que conocieran mejor nuestro pueblo y su historia.
A las cuatro de la tarde  en el Salón de Plenos del Ayuntamiento, el alcalde de La Solana, Luis Díaz- Cacho nos dio la bienvenida a todo el grupo de profesores y alumnos del Erasmus.


Habló sobre la importancia del pan en nuestra cultura y en especial en nuestro pueblo, que contaba hace unos años con numerosos molinos de molienda de grano y que en la actualidad es conocido por la  gran variedad de tipos de panes elaborados en las reconocidas panaderías solaneras. Hizo una mención especial al Pan de Cruz premiado en los Premios Gran Selección de Castilla La Mancha, que por sus características está incluido dentro de la Indicación Geográfica Protegida de nuestra región.
Luis Díaz- Cacho resaltó la importancia de que los jóvenes trabajen en proyectos educativos europeos como el Erasmus, para conseguir una sociedad más tolerante y pacífica, indicando que la forma de conseguirla es a través de la educación y el respeto a  las diferentes culturas.

Animó a los jóvenes a luchar con el espíritu de don Quijote para  mejorar nuestra sociedad y después de obsequiar a cada país con una escultura artesana de don Quijote y diferentes productos y libros relacionados con nuestra localidad, concluyó dando las gracias y deseando una feliz semana.


 


Después de la visita al Ayuntamiento, comenzó la ruta guiada. Comenzamos por la Plaza Mayor y la Iglesia de Santa Catalina, continuamos nuestro recorrido por el Palacio Don Diego, Casa de la Encomienda, Monasterio de San José, ermita del Humilladero, convento de San Juan Bautista y finalizamos en la ermita de San Sebastián.









Nuestros amigos de Alemania, Rumanía e Italia conocieron la historia de La Solana a través de su patrimonio y monumentos más representativos. Damos desde aquí las gracias a los alumnos Santos y Daniel por ser los guías durante toda la ruta y también damos las gracias a Rosa Sánchez y Sebas Márquez por su colaboración.